La importancia de preservar nuestra cultura

CultureEn años recientes se ha estado hablando mucho sobre la urgencia y la importancia de preservar nuestro medio ambiente. La contaminación y la explotación desconsiderada ciertamente están socavando las posibilidades de recuperación natural de los ecosistemas. Sin embargo, la globalización ha traído consigo fuertes presiones culturales que amenazan con erradicar culturas, costumbres y tradiciones ancestrales.

Esas culturas son tan importantes y valiosas como nuestro medio ambiente. Las distintas maneras cómo los seres humanos han establecido relaciones con el entorno natural y social requieren nuestra atención y son dignas de ser cuidadas y preservadas.

El acervo cultural, patrimonial e histórico con el que contamos nos permite entendernos mejor a nosotros mismos. Pero no se trata sólo de privilegiar lo autóctono y rechazar lo foráneo. Entender y disfrutar de nuestro bagaje histórico y cultural también nos permitirá adaptarnos mejor a las influencias culturales extranjeras, haciendo que éstas nos enriquezcan en vez de simplemente copiarlas sin agregarles valor.

La cultura incluye la forma en la que nos expresamos, el lenguaje, el modo de ver y responder antes las cosas, nuestros mitos y creencias, nuestro conocimiento sobre nuestro entorno natural y social, nuestra gastronomía, gustos y costumbres. Renunciar a ello nos dejaría huérfanos de identidad y perderíamos una parte importante de nuestro valor como individuos.

Más que proteger nuestras características culturales, lo ideal es reforzarlas y potenciarlas, hacerlas más fuertes ante el embate de los factores externos. Esto, nuevamente, no significa que debamos renunciar a las influencias culturales diferentes, pues podemos hacerlo sin perder la esencia de nuestra cultura.

En resumen, así como es importante preservar nuestro patrimonio cultural material, es igualmente importante preservar y fomentar nuestro patrimonio cultural inmaterial. Esto nos permitirá entender qué lugar ocupamos en el mundo, en qué posición estamos y cómo podemos contribuir a enriquecer la cultura y la economía mundial en la era de la globalización.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *