La cultura al alcance de todos

Muchos afirman que esta es la época del conocimiento, los avances tecnológicos permiten que muchas personas puedan acceder a la información de una forma que hace un par de décadas hubiese sido imposible, algo que sólo podría ocurrir en películas de ficción.

Al igual que la información y el conocimiento está al alcance de todos, de igual manera pasa con la cultura. Internet permite poder acceder a contenidos como fotografías, textos, documentos históricos, libros y cualquier cosa que se les ocurra en este momento.

La convocatoria a los eventos culturales gozan de mucha aceptación en las ciudades de América Latina, siempre ha sido así afortunadamente. En la actualidad hay una gran cantidad de iniciativas en las principales ciudades de la región, como por ejemplo, los eventos que se realizan en calles y avenidas importantes de Buenos Aires.
bookstoreUn evento que tiene mucha aceptación y convocatoria es el que se realiza en la famosa Avenida Corrientes, la llamada Noche de las Librerías que en su última edición tuvo una presencia importante de lectores de todas las edades y gustos literarios.

Este tipo de eventos gratuitos acerca a los ciudadanos a la cultura general de una forma natural y sin pretensiones academicistas. Es un ejemplo de que la cultura puede estar al alcance de todos, basta estar despierto y observar todo lo que está alrededor.

Una persona culta es un ser curioso, que está consciente de lo que ocurre a su alrededor. Estar atento al diseño, ver los símbolos, fotografías, leer, escuchar música, preguntarse cosas. Todo es cultura.

Puede ser buena para unos y mala para otros, “en el libro de los gustos las páginas están en blanco”. Lo verdaderamente importante es que el conocimiento está al alcance de todos, ya sea mediante una aplicación, libros, un graffiti, un texto o una fotografía.