Football as an indicator of culture ArgentinaNo cabe duda de que el deporte rey, el fútbol, constituye una parte muy importante de la cultura argentina. Diversos estudios históricos y antropológicos así lo señalan. El binomio tango-fútbol pronto comenzó a evidenciarse ya desde comienzos del siglo XX, cuando importantes compositores de tango compusieron obras para los diferentes equipos de fútbol.

En Argentina, el fútbol ha sido entendido por las masas no sólo como un deporte, sino también como un arte, una pasión de multitudes y un efectivo medio de cohesión social, útil para confeccionar un tejido social alrededor de la identidad argentina. El fútbol ha sido también usado hábilmente como herramienta política, de muy diversas maneras y a distintos niveles y grados de intensidad.

El cine argentino cuenta con un buen repertorio de películas dedicadas al fútbol y a futbolistas destacados. Lo mismo sucede con otros ámbitos artísticos, tales como el teatro, la literatura y el humor. Este deporte también ha servido como una especie de válvula de escape de la sociedad, pues en tiempos turbulentos los argentinos se han distraído con el fútbol para sobrellevar las conmociones políticas y sociales que han padecido.

Como en muchos otros países, tanto de la región como de Europa, en Argentina el fútbol es visto por la juventud como un método de potencial ascenso social. Pero así como tiene aspectos positivos también se pueden citar algunos aspectos negativos, como el hecho de los lamentables sucesos violentos relacionados con la rivalidad extrema de la fanaticada.

Lo más interesante es que la historia socio-económica y política de Argentina puede ser estudiada de forma transversal a partir del fútbol, un deporte que ha estado siempre presente, sobre todo desde comienzos del siglo XX. El fútbol argentino forma parte indispensable de la historia y la cultura del país, y los sureños lo sienten como un aspecto muy importante de sus vidas.