Develando los misterios de la cultura organizacional

Current ResultsAunque la cultura de una institución es capaz de afectar el desempeño de los grupos de trabajo, aún hoy sigue siendo un asunto poco estudiado por muchas empresas. ¿Cómo podemos conceptualizar y describir la cultura organizacional? Veamos una ecuación sencilla que sirve para ilustrar la idea.

PDI + CDI + DDI = Resultados actuales

Donde PDI es Patrón de Interacción, CDI es Contexto de Interacción y DDI es Depósito de Interacción. Los resultados actuales son aquellos que la organización finalmente está obteniendo, no los que desearía obtener de acuerdo a los objetivos que se ha planteado.

El patrón de interacción está relacionado con el hacer, las acciones, las reglas informales, las interacciones y el proceso de aprendizaje del personal.

El contexto de interacción está relacionado con el decir, las reglas formales, las estructuras, los sistemas y la localización.

El depósito de interacción está relacionado con las suposiciones tácitas, la estructura de creencias, la historia y los significados.

Así las cosas, la cultura organizacional está conformada por los cuatro elementos anteriores, cada uno de los cuales es una categoría independiente. Estos elementos interactúan entre sí, generando los resultados de la organización, ya sean éstos financieros o no financieros.

La cultura organizacional se crea y se refuerza a través de cuatro mecanismos, cuya fortaleza indica la fortaleza de la cultura, cuán explícitos son los mensajes o las instrucciones impartidas dentro de dicha cultura, y qué tan intencionales son las acciones y las interacciones dentro de la misma. Los cuatro mecanismos son los mecanismos de incrustación primario, secundario, terciario, y la repetición.

El primario son las recompensas formales e informales que refuerzan la cultura de la organización, y que definan las acciones que realmente deben ser acometidas. El mecanismo secundario se refiere a la estructura, las normas, la ubicación, los espacios físicos, los equipos que ayudan a reforzar la cultura. El terciario es cómo se transmiten los valores de la cultura (instrucción, educación) y la repetición es con qué frecuencia y cómo se experimentan los patrones culturales que se quieren implantar como hábitos de los empleados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *