Consecuencias de la globalización en los estudios culturales

globalizationPor lo general nos hemos acostumbrado a ver el lado negativo del impacto de la globalización en el ámbito cultural. La globalización ha sido relacionada con la destrucción de las identidades culturales, sobre todo de aquellas culturas originarias y ancestrales. A la globalización se la pinta como un proceso homogeneizador tendiente a reforzar los estereotipos de una cultura occidental basada en el consumismo. Sin embargo, esta no es la única forma como podemos entender la globalización.

Podemos decir que en el discurso sobre la globalización se aprecian dos escenarios distintos. Tal vez el más común sea el que ve a la globalización como un proceso de asimilación y homogeneización cultural. Desde este punto de vista, las distintas culturas de nuestro planeta están siendo avasalladas por bienes, ideas e instituciones disponibles mundialmente, las cuales provienen sobre todo de Occidente. Pero el otro escenario nos presenta la globalización como un proceso de fragmentación y conflicto intercultural.

Sin embargo, debemos detenernos y preguntarnos si realmente tiene sentido reducir un fenómeno tan complejo como la globalización a dos estereotipos relativamente simples. Los estudios culturales no necesariamente conciben los intercambios culturales como imposiciones. Las prácticas de recepción y consumo de productos culturales hacen que se originen nuevas formas de cultura, nuevas prácticas y nuevos puntos de vista.

La globalización supone una vasta red de relaciones inter y transnacionales de todo tipo, por lo que constituye un desafío para los académicos. Los estudios culturales pueden acercarse al estudio del fenómeno, gracias a su óptica transdisciplinaria.

Ante el avasallante fenómeno globalizador, los estudios culturales no han hecho sino responder, ofreciendo teorías e hipótesis más o menos plausibles que sirvan para explicar sus causas y consecuencias. En este sentido, no se analizan sólo los aspectos económicos de la globalización, sino también su impacto en lo político, lo social, lo ecológico, lo comunicacional y lo tecnológico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *